Inicio del curso académico universitario 2017/2018

Anterior Siguiente

0.1. El Sistema Universitario Público Andaluz

El Sistema Universitario Público Andaluz (SUPA) está compuesto por las diez universidades públicas que existen en la región, una en cada una de las ocho provincias, además de la Universidad Pablo de Olavide, con sede en Sevilla, y la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), con sedes en Jaén, Huelva, Málaga y Sevilla. Entre todas abarcan, actualmente, más de 207.000 alumnos, alrededor de 16.700 docentes y 9.600 personas que trabajan como personal de administración y servicios.

Se trata de un sistema cohesionado y único, pero también heterogéneo. Las universidades andaluzas se presentan como una entidad conjunta, cooperativa y cohesionada, caracterizada por mantener posiciones consensuadas ante instituciones suprarregionales. Muestra de esta ‘conciencia de equipo’ es la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA) o el Distrito Único Andaluz, eje vertebrador y de coordinación del SUPA cuya labor de gestión del acceso a la Universidades se extiende durante más de dos décadas.

Pero el sistema andaluz abarca universidades de muy diversa índole, desde las más antiguas de Sevilla (1505) y Granada (1531), que hunden sus raíces en la Alta Edad Media, hasta la más joven, la Universidad Pablo de Olavide (1997), símbolo de la vitalidad y el carácter expansivo de la comunidad universitaria andaluza. Un total de diez instituciones, a las que se suma Loyola de Andalucía como universidad privada de la región.

El Consejo Andaluz de Universidades (CAU) es el principal foro de diálogo entre la Administración andaluza, a través de la Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Economía y Conocimiento, y los diferentes colectivos que componen la comunidad universitaria. Un órgano de consulta, planificación y asesoramiento, que se complementa con el Consejo Asesor de Estudiantes Universitarios de Andalucía (CAE), órgano interlocutor entre los universitarios y los entes oficiales.