Dossier

0.1. El Sistema Universitario Andaluz


El Sistema Universitario Andaluz está compuesto por las diez universidades públicas que existen en la región, una en cada una de las ocho provincias, además de la Universidad Pablo de Olavide, con sede en Sevilla y la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), con sedes en Jaén, Huelva, Málaga y Sevilla.

Se trata de un sistema cohesionado y único. Las universidades andaluzas se presentan a sí mismas como un conjunto de instituciones, en lugar de como 10 universidades independientes. En este sentido, una de las fortalezas del sistema andaluz es el alto grado de diálogo y el trabajo cooperativo mostrado por todas las universidades, que se caracterizan por mantener posiciones conjuntas y consensuadas ante instituciones supraregionales.

Sin embargo, el sistema andaluz es a la vez un sistema heterogéneo, al englobar universidades de muy diversa índole, desde las más antiguas, como la Universidad de Sevilla (1515) o la Universidad de Granada (1531), que hunden sus raíces en la Alta Edad Media, hasta las más recientes como la Universidad Pablo de Olavide (1997), que constituye una demostración de la vitalidad y el carácter expansivo de la comunidad universitaria andaluza.

El Sistema Universitario Andaluz cuenta, asimismo, con un conjunto de organismos e instituciones que contribuyen con su labor a la mejora de su funcionamiento y de la calidad de la enseñanza pública superior en Andalucía, como son:

La Dirección General de Universidades (DGU) es el organismo de la Administración autonómica que ostenta las competencias en materia de Universidades. Entre sus funciones destacan la de coordinación de las universidades en cuanto a personal, acceso, promoción profesional, negociación colectiva y prestación asistencial. Tambien el control, la evaluación y seguimiento del Modelo de Financiación Universitario, los contratos programa de las universidades y el mapa de titulaciones del Sistema Universitario Andaluz, entre otros.

El Consejo Andaluz de Universidades (CAU) fue creado mediante Decreto en 1984 y es el órgano colegiado de consulta, planificación y asesoramiento del Gobierno de la comunidad autónoma andaluza en materia de Universidades.

El Distrito Único Andaluz se creó mediante Decreto en 1994 y constituye uno de los principales elementos vertebradores y de coordinación del Sistema Universitario Andaluz. Establece que todas las Universidades Andaluzas se considerarán como un Distrito Único a efectos de ingreso en los diferentes centros y gestiona, principalmente, el proceso de acceso a la Universidad en Andalucía. Para gestionar todas las actividades relacionadas con Distrito Único Andaluz, se creó una comisión específica: la Comisión de Distrito Único, conformada por el Director General de Universidades, que la preside; un Vicerrector del equipo de Gobierno de cada una de las Universidades públicas andaluzas; y un funcionario del órgano autonómico competente en materia de Universidades, que actúa como secretario de la comisión.

Los Consejos Sociales son los órganos de gobierno y representación universitaria que garantizan la participación de la sociedad en la universidad. Sus miembros representan los diversos intereses sociales y de la comunidad universitaria.

El Consejo Asesor de Estudiantes Universitarios de Andalucía es el órgano que representa a los estudiantes de las universidades andaluzas y realiza las labores de interlocutor entre los estudiantes y los organismos oficiales.

La Agencia Andaluza del Conocimiento. El 30 de abril de 2011 se constituye como una entidad adscrita a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo (CEICE) y entran en vigor sus Estatutos. La Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC) adquiere las funciones de la Agencia Andaluza de Evaluación de Calidad y Acreditación Universitaria (AGAE) como instrumento de la Junta de Andalucía para potenciar y garantizar la calidad de todos los ámbitos del Sistema Universitario Andaluz, teniendo en cuenta su adecuación a las demandas sociales y al desarrollo del Espacio Europeo de Educación Superior.

0.2 El proceso de acceso a las universidades andaluzas

La mayoría de los estudiantes que acceden por primera vez a la Universidad andaluza lo hace tras superar la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), comúnmente conocida como Selectividad. Esta prueba, que tiene como finalidad valorar la madurez académica del estudiante, así como los conocimientos adquiridos y su capacidad para seguir con éxito las enseñanzas universitarias, fue modificada en 2010 por el Ministerio de Educación.

Con el nuevo diseño de la Selectividad se actualizaba un sistema que llevaba más de una década funcionando sin cambios. El examen quedó reestructurado en dos fases: una fase general, de carácter obligatorio y con la que se puede alcanzar hasta 10 puntos; y una fase especifica, de carácter opcional para el alumno y que otorga 4 puntos adicionales, estableciéndose una nota máxima para acceder a la Universidad de 14 puntos.

El acceso al curso universitario 2012/2013 fue igual al del año anterior, en el que la PAU sí sufrió modificaciones. Desde 2011 los alumnos de Formación Profesional de Grado Superior (FPGS) que quieran subir su nota de acceso tienen la posibilidad de realizar una parte de la PAU, la fase específica, y así obtener los 4 puntos adicionales que se suman a la media de su expediente académico al igual que lo hacen los de Bachillerato.

0.3 La comunidad universitaria andaluza


La comunidad universitaria está formada por el alumnado, el personal docente e investigador (PDI) y el personal de administración y servicios (PAS). En este apartado se resumen las características de estos grupos que forman las universidades andaluzas.

0.4 Investigar en Andalucía


Culta. Innovadora. Tecnológica. Científica. Así es la llamada Sociedad del Conocimiento, una sociedad en la que el desarrollo científico-técnico, y como consecuencia de éste, la innovación, son motores del cambio y la evolución.

El desarrollo industrial y tecnológico basado en la innovación, la investigación científica, las iniciativas emprendedoras públicas y privadas y la evaluación de la calidad ha sido el fundamento del crecimiento económico de Andalucía en los últimos años. Comunidad precoz, en 1984 empezó a desarrollar competencias en materia de investigación con la creación del Programa de Política Científica -antecedente del Plan Andaluz de Investigación (PAI)-, establecido tres años después, en 1987, como instrumento de fomento y coordinación de la investigación andaluza. Fue en abril de 1990 cuando el Consejo de Gobierno aprobó el I Plan Andaluz de Investigación (1990-1993).

Desde entonces, el complejo entramado que compone la estructura del sistema de investigación en Andalucía ha cambiado significativamente. Al aumento del número de universidades, se suma el de los centros públicos de I+D+I –parques científicos, centros tecnológicos y parques científico-tecnológicos- que supone una mayor diversificación de la comunidad científica.

También el capital humano ha mejorado cifras y, hoy, la comunidad científica andaluza está integrada por cerca de 30.000 investigadores y más de 2.000 grupos de investigación (el 87 por ciento de ellos adscrito a las universidades).

En este contexto de cambio, el Sistema Andaluz del Conocimiento (SAC) -es decir, el conjunto de recursos y estructuras públicas y privadas que interactúan para la generación, el desarrollo y aprovechamiento compartido del conocimiento-, necesitaba un nuevo marco jurídico que regulase las relaciones entre estos agentes.

Nace así la Ley 17/2007, de 3 de diciembre, Ley Andaluza de la Ciencia y el Conocimiento, con una premisa clara: generar conocimiento a través de investigaciones de calidad y su transferencia al sector productivo. Sólo de esta forma el resultado de la investigación puede incidir en beneficio de la ciudadanía, la sociedad y el desarrollo económico.

Sin embargo, ello no sería posible sin una inversión en I+D que, en el ejercicio 2011, superó los 324 millones de euros, posicionando a Andalucía como la tercera potencia investigadora de España.

Precisamente los distintos programas de apoyo a las actuaciones de investigación, desarrollo e innovación impulsados por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo quedan regulados en la Orden de 11 de diciembre de 2007 por la que se establece un marco común de incentivos para todos los Agentes del Sistema Andaluz de Conocimiento para el periodo 2008-2013.

Estos incentivos se estructuran en torno a tres líneas: Proyectos de investigación, Formación de investigadores e impulso a la actividad científica y Mejora de infraestructuras y equipamiento.

0.5 El 7PM de la Unión Europea


Andalucía trabaja para incrementar su presencia en los programas internacionales y, especialmente, en el 7PM de la Unión Europea. La participación activa de universidades, empresas y entidades en este escenario de investigación demuestra que nuestra comunidad no pierde de vista al Viejo Continente.

QUÉ ES EL 7PM. Básicamente es el principal instrumento de la Unión Europea para financiar la investigación en Europa.

OBJETIVOS. Un programa marco de investigación tiene dos objetivos estratégicos principales:

• reforzar la base científica y tecnológica de la industria europea

• favorecer su competitividad internacional

DURACIÓN. 2007-2013

DOTACIÓN. 50.000 millones de euros para cofinanciar proyectos de investigación de agentes de la investigación de Europa y de fuera de ella. Es decir, se conceden subvenciones a proyectos para cubrir un porcentaje de los costes totales.

Este porcentaje dependerá del tipo de actividad, de la categoría jurídica del participante y del régimen de financiación. Por ejemplo, las actividades de investigación y desarrollo tecnológico se financian al 50 por ciento y entidades jurídicas como PYME u organizaciones de investigación pueden recibir hasta el 75 por ciento del coste del proyecto.

SOBRE LOS PROYECTOS. Los proyectos de investigación son realizados por consorcios en los que participan diferentes países comunitarios y extracomunitarios. Es lo que se llama investigación colaborativa: reunir equipos de investigación de diferentes países, tanto de la UE como externos. Precisamente ésta es una de las características que distingue al 7PM: su disposición expresa a la cooperación con terceros países.

Para obtener la subvención, los proyectos siguen un proceso de convocatoria y evaluación realizado por expertos y caracterizado por la fuerte competencia.

Como novedad respecto a programas marco anteriores, el 7PM incluye una opción para investigadores o equipos independientes que no obliga a la cooperación transnacional. En concreto, se trataría de proyectos dirigidos por investigadores del nuevo Consejo Europeo de Investigación (CEI).

QUIÉN PUEDE PRESENTAR PROPUESTAS. A título orientativo –la lista puede ser muy extensa- pueden acceder al 7PM grupos de investigación de universidades o institutos de investigación, empresas que deseen innovar, PYME, asociaciones o agrupaciones de PYME, administraciones públicas (municipal, regional o nacional), investigadores en la fase inicial de su carrera (estudiantes de posgrado), investigadores experimentados, organizaciones e investigadores de terceros países, organizaciones internacionales, y un largo etcétera.

PROGRAMAS ESPECÍFICOS. El 7PM está integrado por cinco programas específicos:

Cooperación. Conforma el grueso del 7PM, representando dos tercios del presupuesto total. Su finalidad es fomentar la investigación colaborativa en Europa y con otros países socios mediante proyectos transnacionales entre la industria e instituciones académicas.

La investigación girará en torno a diez áreas temáticas clave: salud; alimentación, agricultura y pesca y biotecnología; tecnologías de la información y la comunicación (TIC); nanociencias, nanotecnologías, materiales y nuevas tecnologías de producción; energía; medio ambiente (incluido el cambio climático); transporte (incluida la aeronáutica); ciencias socioeconómicas y humanidades; espacio; y seguridad.

Ideas. A diferencia de Cooperación, en este programa no hay obligación de trabajar con socios de otros países sino que los proyectos son desarrollados por equipos independientes liderados por un investigador principal.

Ideas apoyará la investigación en las fronteras del conocimiento de acuerdo, exclusivamente, con la excelencia científica. La investigación podrá realizarse en cualquier área de la ciencia o la tecnología, ingeniería, ciencias socioeconómicas y humanidades.

Personas. Este programa fomenta la movilidad de los investigadores, tanto europeos como a nivel internacional, a través de becas y otras medidas que ayudarán al investigador a mejorar sus competencias y habilidades a lo largo de su carrera. En él se incluyen las llamadas “acciones Marie Curie”, como los premios Marie Curie o las becas para la formación inicial de investigadores Redes Marie Curie. Destacan igualmente las becas de investigación intraeuropeas, las becas de salida a terceros países o las destinadas a beneficiarios de terceros países. Todas ellas con un interés común: promover la colaboración con grupos científicos de fuera de Europa.

Capacidades. Con este programa se pretende reforzar las capacidades de investigación que Europa necesita para poder convertirse en una sólida economía basada en el conocimiento.

Cubre las actividades siguientes: infraestructuras de investigación; investigación en beneficio de las PYME; regiones del conocimiento; potencial de investigación; ciencia y sociedad; actividades específicas de cooperación internacional.

Investigación nuclear y actividades de formación. Investigación, desarrollo tecnológico, cooperación internacional, difusión de información técnica y actividades de aprovechamiento son los principales objetivos de este programa que se subdivide en otros dos específicos:

• 1º. Investigación sobre la energía de fusión (concretamente ITER); y protección contra las radiaciones y la fisión nuclear;

• 2º. Actividades del Centro Común de Investigación (CCI) en el campo de la energía nuclear, concretamente la gestión de los residuos nucleares, el impacto ambiental y la seguridad nuclear.

CÓMO SOLICITAR UN PROYECTO. Cada año, la Comisión Europea anuncia sus “programas de trabajo” basados en los programas específicos. Estos programas de trabajo contienen un calendario de convocatorias que se irán publicando a lo largo del año en el Diario Oficial de la Unión Europea. Cada convocatoria suele cubrir áreas de investigación específicas.

El texto completo de cada convocatoria se publica en la sección del 7PM de CORDIS, el sitio web dedicado a la investigación financiada por la Unión Europea:

http://cordis.europa.eu/fp7/home_es.html

PARA NO PERDERSE. Contacte con el Punto Nacional de Contacto (PNC) que hay en cada estado miembro de la UE. El PNC ofrece asesoramiento personal y ayuda a los investigadores y a las organizaciones que quieran participar en el 7PM, desde qué parte del programa puede interesarle hasta ayudarle a preparar la solicitud.

En este enlace se puede encontrar los datos del PCN más cercano:

http://cordis.europa.eu/fp7/get-support_es.html

ANDALUCÍA EN EL 7PM.

La valoración de los resultados del 7º Programa Marco de la Unión Europea es que 2011 ha sido el año de excelencia.
Ya en 2011-2012 se han obtenido fondos por un total de 37,2M€, suponiendo una mejora del 57%.
Del ejercicio de 2010-2011 la captación fue de 23,6M€,
El total de fondos captados por Andalucía en el periodo de vigencia del presente programa marco 2007-2011 la histórica cifra de 119,2M€.
Para hacernos una idea del incremento, de los 52,8M€ captados en el 6º Programa Marco hemos incrementado la cifra en un 235%. La Ciencia de Andalucía es por tanto mucho más excelente. En términos relativos hemos pasado de representar el 5,52% del retorno Español al 6,25%, y hemos pasado de captar el 0,33% del total e Europa al 0,39%.

Las Universidades de Andalucía han tenido en esta mejora un protagonismo vital, con un total de 12,7M€ en el ejercicio, record absoluto de captación, que en un solo año representa más que todo lo captado en 3º, 4º y 5º Programa Marco y que es más de la mitad de lo obtenido en todo el 6º.

Asimismo representan el 30% del resultado global de Andalucía, porcentaje que paradójicamente se reduce, siendo el mínimo absoluto de todo el Programa Marco. Significa, pues, que el resto de los fondos nuestro tejido productivo y que la excelencia ha sido exportada a nuestras empresas.

Andalucía se marcó en 2009 una senda de objetivos anuales:

35M€ como cifra absoluta en el año. Superada esta cifra ahora se pretende seguir promoviendo la participación y el éxito de nuestra excelente comunidad científica y prepararnos de la mejor manera para el nuevo programa marco, el llamado “Horizonte 2020”.

0.6 Campus de Excelencia Internacional

Nuestras Universidades cuentan con un grado muy alto de especialización que se materializa no solo en la impartición de titulaciones. La representación más clara de la especialización universitaria son los Campus de Excelencia Internacional.

Los Campus de Excelencia Internacional, junto con el Espacio Europeo de Educación Superior, constituyen piezas claves en la estrategia de modernización de las universidades andaluzas. De ahí el esfuerzo que, desde 2009, todas nuestras universidades vienen realizando para incrementar su participación y sus logros en las diversas convocatorias del Programa. Todas ellas son conscientes, sin duda, de que éste es un ‘tren’ que tiene como destino la internacionalización y la excelencia docente y científica. Y no lo pueden perder.

Los Campus de Excelencia se basan en la especialización y en la suma de capacidades y fortalezas de las distintas universidades. Todos y cada uno de los proyectos andaluces reflejan los ámbitos de conocimiento en los que Andalucía despunta. Nos han servido para identificar y, sobre todo, para afianzar y dar a conocer dichas fortalezas.

La agregación de áreas temáticas estratégicas supone un medio eficaz para ganar relevancia y prestigio internacional. Asimismo, la suma de capacidades y de recursos constituye una apuesta tan inteligente como oportuna, más en esta difícil coyuntura económica, e iniciativas como los Campus de Excelencia Internacional nos brindan una excelente oportunidad para ello. Porque la competitividad de nuestras universidades no depende única y exclusivamente del tamaño de las mismas.

Los llamados ‘CEI’ buscan transformar la educación superior para hacerla más especializada y, sobre todo, buscan ampliar el horizonte de nuestras universidades, abriéndolas a la colaboración con empresas, parques tecnológicos e institutos y centros de investigación, entre otros. Con esta estrategia de agregación, se pretende crear riqueza en el entorno mediante la innovación y mediante la transferencia de conocimiento.

Para competir a nivel global, para jugar en la ‘primera división’ donde compiten instituciones de renombre internacional, hay que aunar esfuerzos y, sobre todo, sumar nuestras capacidades. Iniciativas como los Campus Internacionales de Excelencia brindan una excelente oportunidad para ello.

Nuestras Universidades, como centros de conocimiento, son claves para salir de este difícil momento económico.

Por ello, el pasado mes de enero la Junta de Andalucía propuso financiar con fondos propios los Campus de Excelencia Internacional con un total de 12´1 Millones de Euros, propuesta que fue respaldada por el Consejo Andaluz de Universidades, máximo órgano regional de consulta, planificación y asesoramiento en materia de Universidades.

Andalucía fue la primera comunidad autónoma que ha asumió este tipo de costes con recursos económicos propios. Se trata de apostar financieramente por un tipo de proyectos considerados estratégicos para el desarrollo regional.

Se mantiene el nuestro, asumido hace unos años: Andalucía apoyará firmemente estos proyectos de especialización inteligente de acuerdo con la Estrategia 2020.

CAMPUS DE EXCELENCIA INTERNACIONAL EN ANDALUCÍA

El Campus Agroalimentario Cei3, centrado en la agroalimentación y otros proyectos como Andalucía Tech, con una marcada especialización tecnológica; el Campus BioTic, especializado en Salud; CAMBIO y CEI-MAR, centrados en el medio ambiente y la sostenibilidad, y el mar; o el CEI Patrimonio, dispuesto a poner en valor la riqueza cultural y patrimonial de Andalucía, nos dan una idea de las potencialidades de nuestra región.

0.7 Infraestructuras Universitarias

Las Universidades Andaluzas desempeñan un papel primordial en el desarrollo económico y social de Andalucía al corresponderles la misión de proporcionar a la sociedad el servicio esencial de la educación superior. La Junta de Andalucía, tiene asignado, entre otras funciones, la de asegurar la consolidación de la enseñanza universitaria en Andalucía, garantizando los recursos necesarios para la construcción de dichas infraestructuras, así como su conveniente mantenimiento y equipamiento.

Con el objeto de cumplir con las funciones antes indicadas, en el año 2001 se firmó el Plan Plurianual de Inversiones 2001-2005 por el que se concedieron 363 M€ para desarrollar distintas actuaciones que en su momento se consideraron prioritarias porla Junta de Andalucía y cada una de las Universidades Andaluzas.

En el año 2004, se atribuye ala Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa las competencias en materia de Universidades, por lo que ésta se encarga de continuar la gestión del Plan Plurianual de Inversiones 2001-2005 y de su liquidación.

Con objeto de seguir orientando y apoyando los esfuerzos de la Comunidad Universitaria Andaluza, el Consejo Andaluz de Universidades en la sesión celebrada el día 20 de diciembre de 2005 informó favorablemente la propuesta de financiación del Plan Plurianual de Inversiones (2006-2010). Posteriormente, mediante acuerdo de 27 de junio de 2006, el Consejo de Gobierno dela Junta de Andalucía, aprueba el Plan Plurianual de Inversiones (2006-2010) para las Universidades Públicas de Andalucía, el cual fue acordado entre la Junta de Andalucía y las Universidades Andaluzas, donde se recogen tanto las inversiones que son consideradas prioritarias por las respectivas Universidades y la Junta de Andalucía como la financiación del mencionado Plan, que asciende a un importe total de 480 M€.

En desarrollo de lo anterior, se dictó la Orden de 7 de julio de 2006, de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, por la que se establecieron las bases reguladoras para la financiación de actuaciones incluidas en el Plan Plurianual de Inversiones de las Universidades Públicas de Andalucía y se efectuó su convocatoria para los años 2006-2010.

En aplicación de esta Orden y mediante Resoluciones de 26 de diciembre de 2006 y 2007, 20 de mayo y 6 de noviembre de 2008 y 16 de marzo de 2009, todas ellas de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, se concedieron subvenciones a las Universidades Públicas Andaluzas por valor de 480 M€ para financiar las inversiones solicitadas por éstas dentro de las convocatorias de los años 2006, 2007, 2008, 2009 y 2010 del Plan Plurianual de Inversiones 2006-2010.

En el año 2009, antes de la finalización del Plan Plurianual de Inversiones 2006-2010,la Junta de Andalucía ya había financiado a las Universidades Públicas Andaluzas el 100% del mismo, satisfaciendo, por otro lado, cuantas actuaciones le habían demandado estas Universidades, dentro del mencionado Plan Plurianual.

Dentro de las inversiones cofinanciadas mediante el Plan Plurianual de Inversiones 2006-2010, suscrito por la Junta de Andalucía y las Universidades Públicas Andaluzas, destacan:

La urbanización de nuevos terrenos
La construcción del edificio Paraninfo y Rectorado y Edificio Departamental Ciencias de la Salud y su equipamiento en la Universidad de Almería
La ampliación dela Facultad de Ciencias y la construcción de la Nueva Escuela Superior de Ingeniería en Cádiz.
La adaptación de la Facultad de Veterinaria a Rectorado, el Edificio de Ingenierías “Leonardo Da Vinci” y la Rehabilitación de la Torre de Investigación Facultad de Medicina en Córdoba
El Campus de Ciencias dela Salud y la rehabilitación del Edificio la Madraza y del Hospital Real en Granada
La Escuela Politécnica Superior y el Aulario en el Campus de El Carmen en Huelva
Las nuevas Aulas y Biblioteca para la sede Santa María de la Rábida de la Universidad Internacional de Andalucía
El campus Científico-Tecnológico de Linares
El Edificio Departamental de Humanidades y Ciencias de la Educaciónen Jaén
El edificio parala Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y Escuela Universitaria Politécnica y el Edificio para el Complejo Económico y Social en Málaga
La Biblioteca y el edificio Mixto Departamental en Pablo de Olavide
El edificio para las Facultades de Derecho y Ciencias del Trabajo y la Nueva Sede para la Facultad de Ciencias dela Educaciónen Sevilla.
Igualmente, las Universidades de Andalucía también tienen entre sus actividades, la misión de impulsar el desarrollo y la promoción cultural y científica en la Sociedad Andaluza. En este sentido y al objeto de reforzar una base que permita la capacidad de diseño y desarrollo de nuevos programas y aplicaciones, estas Universidades han apostado por una planificación y un uso estratégico de las infraestructuras para lograr una universidad de excelencia, eficaz y eficiente, donde los actores (alumnos, gestores, investigadores y profesores) sientan que sus capacidades intelectuales y su inversión de tiempo se encuentren plenamente respaldados y que su trabajo revierte positivamente enla Sociedad.

Con objeto de apoyar algunas de estas iniciativas que no estaban contempladas en el Plan Plurianual de Inversiones 2006-2010, ni podían acogerse a ninguna financiación reglada, la Junta de Andalucía ha concedido a las Universidades financiación por valor de 54,5 M€ para la construcción y equipamiento de nuevos edificios, introducir cambios en los procesos de gestión y administración e incentivar la adopción de unos hábitos de vida saludables, potenciando, entre otras actividades, la actividad física y la práctica deportiva como elementos básicos para el mantenimiento de la salud y mejora de la calidad de vida de las personas que integran la Universidad.

Las Universidades Públicas Andaluzas, como entidades administrativas al servicio de la sociedad, deben de plantearse en todo momentos las más altas exigencias de agilidad, eficacia y eficiencia, intentando asegurar que sus ámbitos básicos de actuación (docencia, gestión/administración e investigación) se encuentren en las mejores condiciones posibles para obtener la máxima satisfacción de los usuarios (ciudadanos en general, y en particular alumnos, profesorado y gestores) en su prestación de servicio público con destino ala Sociedaden general a la que, entendida como “cliente” último de la Universidad, van dirigidos todos los esfuerzos.

De acuerdo con lo anterior,la Junta de Andalucía, a través del Plan Plurianual de Inversiones y de otras financiaciones tramitadas por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, ha financiado en los últimos cuatro años inversiones en las Universidades Públicas Andaluzas por valor de más de 500 M€.